Bajo el Mismo Cielo - Refugiados

Historias de Soacha. Desplazados Colombia

Actualmente hay casi seis millones de desplazados internos forzados en Colombia. Muchas de estas personas se encuentran en la Comunidad de Altos de la Florida. En concreto, Soacha, es uno de los principales territorios receptor de población en situación de desplazamiento. Desde 1958 el conflicto armado interno se ha cobrado aproximadamente 220.000 vidas, de las cuales el 81% fueron civiles. Son muchos los que a pesar de las amenazas de muerte y otros abusos siguen defendiendo los derechos humanos de los colombianos, mientras que paradójicamente en pocas ocasiones los responsables de estos ataques son llevados ante la justicia.

50 años de conflicto interno y por el control del territorio, tráfico de droga, y grupos armados ilegales, son las causas, entre otras, por las que muchos colombianos se ven obligados a huir de sus hogares. Los niños, además, se enfrentan al reclutamiento forzado. La situación es inestable en la mayoría de zonas del país. 

Pero en Soacha, y Alto de la Florida tampoco están a salvo. Los continuos enfrentamientos entre grupos paramilitares y narcotraficantes que libran una guerra sangrienta por el control de las rutas del narcotráfico en esa zona del país hacen que la inseguridad sea constante. Debido a la gran cantidad de desplazados que llegan a Soacha, han aumentado las bandas piratas de urbanizadores, los llamados "tierreros" que ofertan viviendas y estafan a las familias con la venta de terrenos, que no les pertenecen. Lo peor, que estos no son la única organización criminal que tienen tomado el territorio.

La situación es una auténtica tragedia, sumando a esto, las deficiencias en materia de salud y educación que sufre la población.

Además, en Colombia viven al menos 87 pueblos indígenas distribuidos por diferentes regiones del territorio. 

Los Embera Chami son el pueblo indígena que conocimos. Ellos han sufrido constantes ataques a consecuencia de los intereses económicos existentes en sus tierras debido a la presencia de minas de oro, plata y carbón. La grave situación humanitaria que llevan años viviendo les sitúa en riesgo de perder su identidad, son estigmatizados y excluidos de la sociedad por la condición de ser indígenas y desplazados.

Estas imágenes fueron grabadas allí, en el municipio de Soacha, en una fase de documentación para el proyecto Bajo El Mismo Cielo - Refugiados.